Lo que pasa en el país

Mujeres taxistas defienden el uso de una app que brinda seguridad y trabajo: “She taxi”

Conductoras que trabajan con la aplicación SheTaxi salieron a defender su actividad y manifestar “hartazgo” por las acusaciones “falsas” acerca de que están trabajando por fuera de la normativa. La última arremetida de algunos grupos de choferes contra la app que contacta a usuarixs con conductoras mujeres tuvo que ver con un malestar generado ante el servicio de delivery para comerciantes que habilitó el municipio, durante la pandemia, y que comenzó a ofrecerse desde la aplicación creada por María Eva Juncos, como parte de los servicios. En una nota enviada al Concejo –acompañada por más de doscientas usuarias–, conductoras lamentaron que “el machismo sigue presente y muy arraigado en algunas actividades y es una pena que esta actividad históricamente asumida por hombres persiga a quienes –cumpliendo la regulación vigente– utilizan la tecnología para prestar un servicio de mejor calidad”. Este martes se concentran en el Parque Independencia.

 

El viernes pasado, cuando se difundió la movida en defensa de la app, muchas usuarias se expresaron en las redes sociales. “¿Cómo puede ser que haya gente que esté en contra de esta aplicación? Muchas mujeres sufrimos y sufrieron acoso por taxistas varones. She taxi llegó para darnos la tranquilidad de viajar seguras y sentirnos contenidas por mujeres taxistas”; “SheTaxi es un círculo en el que las mujeres de Rosario, incluidas las taxistas mismas, nos sentimos protegidas, aliviadas y seguras. Donde ningún hombre tiene posibilidad de nada, pero eso es lo que molesta, ¿no? Que queden afuera”; “es la única manera que tenemos las mujeres de viajar tranquilas, de tomarnos un taxi solas (con la certeza de que vamos a llegar vivas). Es la única opción que nos da seguridad. Por las clientas y las conductoras. No a la baja de la app”, fueron algunos de los mensajes que se leyeron en Twitter.

Estela tenía 40 años cuando se subió al taxi de su padre, en el año 2000. En ese entonces, recuerda, eran tres las taxistas mujeres en la ciudad. “Me encontré sin trabajo y en una situación económica complicada del país. La alternativa fue esta actividad que elegí y elijo”, aseguró la mujer que es sostén de familia y que pone el cuerpo entre doce y catorce horas arriba del auto, incluso los fines de semana. “Como yo hay muchas mujeres. Lo que vamos a hacer este martes a las 13 se motiva en que comenzaron a aparecer notas en las redes de instituciones que tienen un encono con esta app y que no lo entendemos”, aseguró sobre las acusaciones de colegas del sector acerca de que no cumplen la normativa. “Al principio querían que la app no existiera y ahora la quieren regular para después hacerla desaparecer. Da la sensación de que nuestro esfuerzo de estos cuatro años (desde que se creó SheTaxi, en 2016) busca ser absorbido para quedarse con una sola opción”, dijo.

 

Sobre el último reproche del sector mayoritariamente ocupado por varones, recordó que “la Municipalidad dio la posibilidad de trabajo dentro del contexto de pandemia de hacer delivery y She recogió el guante sumando ese servicio a la app. Está excelente el contacto con el comerciante. Algunas pusimos un ploteo en la luneta y fue tema de escarnio”, lamentó. “Pero las calles no tienen dueño, pertenecen al pueblo, y es la sociedad la que nos está eligiendo: tenemos más de 6 mil usuarias. El espíritu de la aplicación es ser libre, que nadie tenga que pagar para trabajar. Todos los coches están habilitados por la misma Municipalidad”, destacó sobre la forma de trabajo de más de 300 conductoras en Rosario.

 

La concentración que se realizará mañana, en Oroño, entre Pellegrini y 27 de Febrero, “desde los vehículos y con las medidas sanitarias correspondientes”, busca defender la aplicación y el trabajo de muchas mujeres que son jefas de hogar. “Es nuestro trabajo. Hay muchas familias que dependen de nosotras. Además, en su momento SheTaxi vino a cubrir incluso el servicio nocturno. Son las chicas las que nos elijen. Para nosotras es trabajo y seguridad, y con la aplicación no tenemos que pagar para trabajar”, destacó Estela. Además, dijo que “muchas taxistas trabajan el taxi con sus compañeros, por eso hay actitudes que no entendemos: hay conductores que les tiran el auto encima a las compañeras y hay presentaciones en ese sentido”.

 

La convocatoria es “un llamado para cada una de las muchas mujeres taxistas que se benefician con la herramienta de trabajo SheTaxi. Sabemos y no podemos desconocer que algunas organizaciones y cámaras están atacando está valiosa app que nos brinda seguridad y trabajo”. Por lo que aseguran: “Las mujeres taxistas nos hacemos escuchar. Es el momento de defender nuestro trabajo”.

 

Fuente: Página 12