DestacadasOrganizaciones Sociales

Armaron una alcancía para ayudar a la madre de una víctima de femicidio

La Asociación Civil, Familias Unidas por el dolor del Femicidio, armó una alcancía para ayudar a la mamá de Pamela Rodríguez, la adolescente de 17 años que fue asesinada por su exnovio mientras dormía con su bebé de 4 meses, en Canlingasta.

 

Victoria Villalón, parte de la ONG y tía de Rocío Villalón, habló con 911 mujer y contó que Lorena Rodríguez, la mamá de la joven que fue apuñalada en febrero de 2020, se encuentra atravesando una situación complicada de salud y debe alquilar una cama particular por su problema en los huesos.

 

Según detallaron, la mujer se tuvo que venir a vivir a la Ciudad de San Juan ya que después de que Ángelo Castillo fuera condenado por el Tribunal de la Sala II a prisión perpetua, se enteró que la aquejaba una dura enfermedad.

 

Por eso es que las integrantes de la asociación civil recorrerán la marcha de Ni Una Menos prevista para el próximo viernes 3 de junio con una alcancía. La idea es poder colaborar con la mujer que se encuentra también atravesando una situación económica complicada.

El caso

San Juan vivió momentos de extrema conmoción cuando se conoció la noticia de que una adolescente de 17 años fue asesinada por su expareja de 21 años, el padre de su bebé de tres meses. El femicidio se consumó a más de 230 kilómetros de la ciudad de San Juan, Calingasta.

A las 3.40 de la madrugada del 23 de febrero de 2020, el grito desgarrador de Pamela Rodríguez despertó a su mamá, Lorena. Cuando corrió despavorida hacia su habitación, sabiendo que algo malo estaba ocurriendo se encontró con lo peor.

Su hija sangraba en su cama, casi sin poder hablar, con una mirada cargada de pánico, sólo atinó a preguntar por su bebé de 3 meses. Pamela había sido madre hacía tres meses. Su bebé dormía con ella en la habitación y fue testigo de lo que ocurrió esa noche.

 

En medio de semejante alboroto por el gravísimo momento vivido, la hermana de Pamela vio salir corriendo al atacante por la puerta trasera de su vivienda, por donde había ingresado porque estaba sin llave, pero antes la propia madre de la víctima se lo chocó de frente, saliendo de su habitación.

El pasado 7 de febrero se conoció la sentencia contra su expareja, el imputado Ángelo Castillo Cortez. Durante la mañana de este lunes, el acusado fue condenado por el Tribunal de la Sala II a prisión perpetua.