Lo que pasa en el paísUncategorized

Femicidio en Campana: asesinaron y quemaron a una mujer cuando sacó a pasear a su perro

Efectivos policiales hallaron este sábado a una mujer de 38 años, identificada como María Alejandra Abbondanza, descuartizada y quemada que estaba desaparecida desde este viernes en una vivienda del partido bonaerense de Campana.

 

El allanamiento se realizó esta mañana en una casa ubicada en Moreno y Alberdi. Un vecino y los padres del sospechoso quedaron aprehendidos en el marco de la investigación del femicidio, informaron fuentes judiciales.

 

Fuentes judiciales informaron que el viernes la víctima fue vista por última vez por su hija adolescente de 15 años, alrededor de las 17.30, cuando sacó a pasear a su perro.

 

La adolescente se fue a la casa de su novio luego de asistir al colegio y regresó cerca de las 22.30. En ese momento se percató de que su madre no había regresado, que el perro tampoco estaba y que la casa se encontraba tal cual había quedado de la tarde.

 

El teléfono celular de Abbondanza tenía varias notificaciones de las personas que quisieron comunicarse con ella ya que lo había dejado en su casa. Ante esa situación, la adolescente llamó a su padre, separado de la víctima desde hacía unos años.

 

La búsqueda comenzó en el vecindario pero nadie sabía nada. Luego de preguntarle a otros familiares y de haber recorrido los hospitales, a la medianoche fueron a la comisaría local para realizar una denuncia por “averiguación de paradero”, dijeron las fuentes.

 

LOS TRES DETENIDOS POR EL CASO

La fiscal Ana Laura Brizuela, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Zárate-Campana, dispuso revisar las cámaras particulares y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios a la casa de un vecino de la esquina.

 

“Tenemos cámaras que muestran que el vecino entra y sale durante toda la noche, en ocasiones con bolsas”, precisó a un vocero encargado de la pesquisa.

 

Además, a las cuatro de la mañana salió con el perro de la mujer como si saliera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

 

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro fue hallado suelto a las 5 de la madrugada.

 

Los efectivos también revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

 

Con esos datos, la fiscal dispuso un allanamiento de urgencia en la casa del sospechoso y los restos quemados de la mujer fueron encontrados en la parrilla ubicada en la terraza.

 

“En el terreno hay dos casas separadas y presumimos que el hecho ocurrió en la de atrás que estaba desocupada, en una habitación que estaba completamente limpia de manera reciente”, añadió otro vocero y agregó: “Encontramos manchas de sangre en las puertas y un palmar como marcado con sangre, una escena macabra”.

 

Efectivos policiales hallaron este sábado a una mujer de 38 años, identificada como María Alejandra Abbondanza, descuartizada y quemada que estaba desaparecida desde este viernes en una vivienda del partido bonaerense de Campana.

 

El allanamiento se realizó esta mañana en una casa ubicada en Moreno y Alberdi. Un vecino y los padres del sospechoso quedaron aprehendidos en el marco de la investigación del femicidio, informaron fuentes judiciales.

 

Fuentes judiciales informaron que el viernes la víctima fue vista por última vez por su hija adolescente de 15 años, alrededor de las 17.30, cuando sacó a pasear a su perro.

El teléfono celular de Abbondanza tenía varias notificaciones de las personas que quisieron comunicarse con ella ya que lo había dejado en su casa. Ante esa situación, la adolescente llamó a su padre, separado de la víctima desde hacía unos años.

La búsqueda comenzó en el vecindario pero nadie sabía nada. Luego de preguntarle a otros familiares y de haber recorrido los hospitales, a la medianoche fueron a la comisaría local para realizar una denuncia por “averiguación de paradero”, dijeron las fuentes.

LOS TRES DETENIDOS POR EL CASO

La fiscal Ana Laura Brizuela, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Zárate-Campana, dispuso revisar las cámaras particulares y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios a la casa de un vecino de la esquina.

 

“Tenemos cámaras que muestran que el vecino entra y sale durante toda la noche, en ocasiones con bolsas”, precisó a un vocero encargado de la pesquisa.

Además, a las cuatro de la mañana salió con el perro de la mujer como si saliera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro fue hallado suelto a las 5 de la madrugada.

 

Los efectivos también revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

 

Con esos datos, la fiscal dispuso un allanamiento de urgencia en la casa del sospechoso y los restos quemados de la mujer fueron encontrados en la parrilla ubicada en la terraza.

 

“En el terreno hay dos casas separadas y presumimos que el hecho ocurrió en la de atrás que estaba desocupada, en una habitación que estaba completamente limpia de manera reciente”, añadió otro vocero y agregó: “Encontramos manchas de sangre en las puertas y un palmar como marcado con sangre, una escena macabra”.

Tras el hallazgo, los efectivos aprehendieron a Agustín Leonel Chiminelli (24) como presunto autor material y a su padre jubilado, llamado Carlos Rubén (69), y a su madre Liliana Esther Sánchez (64), quien trabaja como empleada de una farmacia, como supuestos cómplices.

 

Los investigadores procuraban determinar cuál era el vínculo entre el joven y la víctima ya que nadie sabía de algún tipo de relación entre ambos. Para ello, la fiscalía envió a peritar los teléfonos secuestrados con el objetivo de establecer esa situación.

 

En tanto, amigos y vecinos marchaban esta tarde en la plaza Eduardo Costa de Campana y con aplausos pedían “justicia” por el crimen.