Organizaciones Sociales

Casa Taty Almeida: inauguraron un espacio de encuentro y acompañamiento integral para mujeres víctimas de violencia

El viernes 16 de septiembre el Frente Patria Grande inauguró en Rawson, Villa Krawse, una casa para mujeres que sufren o sufrieron algún tipo de violencia. El objetivo es que funcione como casa de contención y espacio de diálogo entre pares y de experiencias de vida. Para ello se realizarán talleres, capacitaciones, charlas y abordaje de salud tanto psicológica como ginecológica. Además, contará con asesoramiento legal básico con profesionales, espacio de cuidado para niños y niñas, y hogar transitorio con acompañamiento integral. Casa Taty funcionará desde las 9 de la mañana hasta las 21.

 

Elisa Pelayes, coordinadora de Casa Taty y también militante del Frente Patria Grande, afirmó que la institución cuenta con el apoyo de organizaciones feministas como así también de instituciones del Estado. De esta manera, desde Patria Grande apuntan a una formación que permita la salida laboral y la independencia económica de las mujeres.

 

En el marco de la inauguración estuvo presente Taty Almeida, Madres de Plaza de Mayo Línea fundadora, a quien se debe el nombre de la casa. Por ser 16 de septiembre, en el acto también se conmemoró el Día Nacional de la Juventud, fecha que reivindica “la militancia y el compromiso de aquellos jóvenes que fueron desaparecidos en la última dictadura militar argentina” según el proyecto de ley de 2006 instituido por el entonces presidente Néstor Kirchner. En 1976, sucedió el secuestro de diez jóvenes estudiantes de la Escuela Normal 3 de la ciudad de La Plata por parte del grupo de tareas de la policía bonaerense que cumplía órdenes del Gobierno de facto que se instaló por medio de un golpe cívico militar. La mayoría de ellos militaban en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) y -entre los reclamos que realizaron- fue la creación del boleto secundario que posibilitaría a cientos de estudiantes el acceso más justo a la educación.

 

Casa Taty, ubicada en calle Devoto 610 oeste, Villa Krause

 

Además, estuvieron presentes autoridades de la Universidad Nacional de San Juan, organizaciones feministas, integrantes del Frente Patria Grande y vecinos y vecinas del departamento de Rawson. En el acto habló Elisa González, estudiante avanzada de abogacía y militante del FPG, quien brindó un discurso en el que realizó un reconocimiento a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y también apuntó a la función del Estado que “debe garantizar políticas públicas que las mujeres, los jóvenes, el pueblo necesite”, “Donde hay una necesidad, nace un derecho”, concluyó la joven.

 

Por su parte, Taty Almeida se mostró emocionada y dijo que “es un honor que la casa lleve el nombre de Taty Almeida, porque en mí están todas las madres y los 30.000 desaparecidos”. A su vez reconoció la importancia de la institución y de las necesidades de las mujeres, remarcando que “no somos el sexo débil”.

 

Algunas acciones y objetivos de Casa Taty

Garantizar el espacio físico a 50 mujeres de la comunidad sanjuanina, del departamento de Rawson, que hayan sufrido o sufren violencia de género, quienes podrán contactarse a través de nuestras redes sociales y dos números de teléfono que estarán disponibles en las comisarías de Rawson y en zonas comerciales:

– 2644999392
– 2646239908
– Correo electrónico: casademujerestatyalmeida@gmail.com

 

¿Quién es Taty Almeida?

 

Lidia Stella Mercedes Miy Uranga, más conocida como Taty Almeida, es una docente y activista argentina por los derechos humanos e integrante de la O.N.G. Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.
Almeida es una referencia dentro de los organismos de Derechos Humanos. Su participación en la ronda de las Madres comenzó en 1980. Allí se sumó tras el secuestro de su hijo, Alejandro Martín Almeida, desaparecido en junio de 1975, cuando tenía 20 años.

 

Martín fue secuestrado el 17 de junio de 1975. Su detención está descripta en el legajo 1772 del Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado de la Conadep, y al momento del secuestro trabajaba en el Instituto Geográfico Militar.