DestacadasOficio

Yoli Moya de Bomberos Voluntarios de Pocito: “Me gusta trabajar con mujeres porque somos más precavidas”

4 de mayo, Día Internacional del Bombero o Bombera. Este día se instituyó después de que se enviara una propuesta por correo electrónico a todo el mundo el 4 de enero de 1999 debido a la muerte de cinco bomberos en trágicas circunstancias en un incendio forestal, en Australia. En este contexto, nos comunicamos con Yoli Moya (34) segunda jefa y chofer de dotación de Bomberos Voluntarios de Pocito.

 

Mientras se encuentra trabajando en un estudio jurídico atiende la llamada pactada y cuenta que desde hace 12 años es parte del cuartel que se encuentra ubicado en la unión vecinal de villa Cremade, en Pocito. Actualmente se desempeña en uno de los eslabones más alto de la jerarquía del cuartel y muchas veces tiene a su cargo a 28 personas, de las cuales 10 son mujeres.

 

Sus comienzos fueron impulsados por su hermano, Agustín Moya y afirma que rápidamente comenzó a sentir la vocación de servicio: “Era muy retraída, pero empecé a capacitarme y después de rendir y aprobar me convertí en bombera voluntaria».

 

Yo me veía incapaz de manejar un vehículo de grandes dimensiones y hoy estoy ahí. Me gusta y amo lo que hago

 

Yoli tiene 34 años, 4 hijos ( dos adolescente de 16 y 14 años y dos más peques de 9 y 8). Mientras se organiza en el estudio jurídico y sale hacia el exterior para ser parte de la entrevista expresa firmemente que cuando se encuentra a cargo del cuartel y hay una intervención prefiere llevar a mujeres.

 

“Las mujeres tememos a equivocarnos, pero prefiero trabajar con chicas porque somos más precavidas”, añade segura. A la vez expresa que cada vez que una mujer quiere sumarse al cuartel siempre las acompaña y les brinda fuerza.

 

Suelo decirles que sus hijos estarán orgullosos de tener una mamá que apaga incendios

 

En el cuartel que desde hace cinco años cuenta con base en una unión vecinal hay otra colega que trabaja a la par de ella y es instructora. “Nosotras estamos siempre a la par haciendo controles, revisaciones de las movilidades y no hay diferencia con los hombres”.

 

Respecto a la respuesta de las personas que suelen ser afectadas por las llamas, expresa que a la hora de un incidente la gente siempre es agradecida y en esos momentos adversos nadie se fija si es hombre o mujer, pero añade que si se sorprenden al verlas trabajar y manejar la situación.

 

Actualmente Bomberos Voluntarios de Pocito cuenta con cuatro movilidades (tres unidades operativas para incendio y una movilidad que se usa de traslado pero se espera que sea un vehículo para accidentes vehiculares.