Cultura

Idearon un proyecto fotográfico que plantea una serie de imágenes bajo el concepto de la “nueva normalidad”

Virginia Moreno, fotógrafa sanjuanina convocó además a Marco Mallamaci  y Pamela Castañeda, quienes forman parte del grupo que hasta el momento ya recibió más de 50 retratos o selfies de rostros con y sin tapaboca.

 

“Proyecto rostro-otro”, así se denomina la convocatoria fotográfica que surgió de Virginia Moreno y rápidamente se sumaron Pamela Castañeda y Marco Mallamaci. La idea se da en el contexto de las nuevas medidas de protección que planteó como obligatorio el Gobierno Nacional y sirvió como eje para un proyecto artístico.

 

Virginia Moreno en comunicación con 911mujer, contó que cuando se flexibilizaron las medidas y comenzó a caminar las calles de San Juan se impactó mucho al encontrarse con personas que tenían la mitad del rostro tapado. “Me generó emociones encontradas y empecé a trabajar con algunas ideas. Quería canalizar lo que me pasó a mí y lo que le pasa a otras personas. Me encontré con gente que conocía y que no me reconocieron. Eso  generó que me cuestione este tema, que por supuesto, aclaro que debemos usar tapaboca por el cuidado de uno y del otro”.

 

Por otra parte, Marco Mallamaci explicó el marco conceptual y dijo que “Rostro-Otro” plantea  trabajar desde lo visual en torno a una situación anormal pandémica “que atravesamos y surge en torno a la supuesta nueva normalidad”.

 

“Vivir en la sociedad tiene que ver con construir sub-identidades que se reconocen en el espacio público y ese reconocimiento se da a través de la mirada”, agrega Marcos.

 

Mientras tanto, Virginia explicó que la convocatoria ya sumó 50 selfies o autoretratos de diferentes personas de distintas edades y sexo. En cuanto a la fecha límite explicaron que se extendió hasta el 15 de junio y aclararon que  pueden participar quienes lo desean.

 

Para tener en cuenta: la fotografía puede ser selfie, autoretrato o tomada por un tercero. Se puede usar una cámara, celular o Tablet.  Pero, en el fondo no tiene que haber objetos que distraiga la mirada. Participa quien quiere: no hay límites geográficos, ni de edad y en caso de ser menores deben enviar una breve autorización de sus padres o tutores.