DestacadasEmprendedoras

Es diseñadora industrial y elabora barbijos con telas 100% recuperadas de fábricas textiles

Se trata de María Emilia Coll, una joven sanjuanina que emprendió en medio de la pandemia y busca dar un mensaje sobre la importancia del reciclado de telas para el cuidado del planeta.

 

María Emilia Coll, es una joven sanjuanina que se recibió en la Universidad Nacional de Córdoba de Diseñadora Industrial. Antes de ser emprendedora, se capacitó a través de un postgrado de diseño de indumentaria sustentable y fue ahí que terminó de confirmar lo que siempre tuvo presente, el cuidado del planeta a través del reciclado textil.

“Aprendí mucho sobre la contaminación textil”, explicó en una entrevista, mientras enseñaba su nuevo emprendimiento sobre barbijos confeccionados con telas sanitizadas 100% recuperadas de dos fábricas textiles.

Ya instalada en su taller en donde además realiza letras corpóreas o cuadernos también reciclados, contó que la idea de los barbijos surgió en su casa materna donde la rodean los botones, hilos, telas y una máquina de coser.

“Tenía tiempo disponible por la cuarentena y telas que había obtenido a través del descarte de una fábrica de camisas y por la donación de telas de indumentaria deportiva que me regaló una amiga”, detalla sobre la materia prima de los barbijos que comenzó a vender.

“Sin imaginarlo esta es la tercera tanda de tapaboca lavables y sanitizados que voy a elaborar”, añade mientras explica sobre el aprovechamiento de las telas que ya no se ocupan y que pueden significar un ahorro económico familiar y sobre todo un cuidado ambiental.

“¿Qué hacemos con la ropa que ya no sirve”? pregunta mientras rápidamente añade sobre las diferentes variaciones de una misma tela que se puede aprovechar. De todos modos, destaca  la importancia de la donación de indumentaria que no se use.

TRIPER IND es la marca que la sostiene y con la que sueña que sea conocida. “Tripper proviene del prefijo del inglés que significa viajero e IND es industrial, independiente e indumentaria y a través de este trabajo busco ser independiente y espero tener una identidad como diseñadora”, explicó.

“Nosotros como usuarios directos tenemos la obligación de re aprovechar estos recursos reutilizando los textiles en objetos cotidianos dando un fin a esos productos y prendas en desuso, también es muy bueno tener siempre en cuenta el significado de las 3R: reuso- reciclo- reduzco y cuando estemos por descartar algún producto ya sea textil o no, ver si se le puede aplicar esta simple regla para poder actuar con visión de futuro y evitar contaminaciones que en definitiva se nos devuelven como un boomerang,lo mismo pasa con un montón de materiales como el papel y los plásticos por ejemplo. El mensaje es muy claro RECICLEN PORQUE EL MUNDO ES UNO SOLO Y NOSOTROS ESTAMOS EN EL”, finalizó.

Diseño y Género: Cursos de muñecos sin género:

Los seminarios fueron un empujón para que María Emilia pueda volcar lo que aprendió en sus cursos. Y fue así también cuando realizó una capacitación de Diseño y Género en Misiones.

“Nos vinimos con otra cabeza y la idea fue  incluir todos los géneros en un curso”, dijo mientas recordó un curso que dicto en noviembre del 2019 en San Juan. En esa oportunidad alrededor de 20 personas de diferentes edades fueron parte de una propuesta que planteó crear un muñeco de apego y justamente sin género.

El curso se dictó en noviembre del 2019 y recuerda que la convocatoria fue amplia. Siempre se cree que en lo textil van solos las mujeres y los hombres son muy jugados y se animan a los colores.