Salud

Embarazo adolescente: piden que los pediatras tomen un rol más activo en la prevención

Es un llamado de la Sociedad Argentina de Pediatría. En el país nacen 7 bebés por día de mamás menores de 15 años.

En Argentina, nacen siete bebés por día de mamás menores de 15 años, según datos de la Secretaría de Salud de la Nación. Desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) alertan sobre esta realidad y piden a los profesionales médicos poner el foco en la prevención el embarazo adolescente. Con este fin, compartieron recomendaciones para que todos los pediatras ofrezcan al niño, niña o adolescente la posibilidad de hablar de estos temas y sacarse las dudas. Además, apuntan a facilitar el acceso a métodos anticonceptivos de barrera, hormonales y de emergencia y señalan la importancia de estar atentos y recurrir a los protocolos vigentes ante posibles casos de abuso. La iniciativa se da mientras grupos conservadores, en algunos casos vinculados a la Iglesia católica o evangelista, se oponen a la aplicación de la Educación Sexual Integral (ESI), que es ley desde 2006.

“El embarazo en la adolescencia es un problema de salud pública que requiere un abordaje integral e inmediato”, remarcan desde la SAP, y se basan en datos de la cartera de Salud. En 2015, nacieron en el país 2.787 bebés de adolescentes de 10 a 14 años, lo que implica más de siete por día. Además, las mujeres de entre 15 y 19 años dieron a luz a otros 108.912 bebés, y dos de cada tres (67%) reportaron al momento del posparto que ese embarazo no había sido intencional.

Entre las menores a 15 años que quedaron embarazadas, casi 9 de cada 10 (88,3%) no usó ningún método anticonceptivo. En el grupo de 15 a 19 años, el 77,2% manifestó lo mismo. “Estas cifras reflejan la necesidad de trabajar sobre la prevención del embarazo no intencional, tanto en las niñas como en los varones adolescentes, con educación sexual prácticamente desde la infancia”, destacan.

Cuáles son las recomendaciones de la Sociedad Argentina de Pediatría para disminuir el embarazo adolescente

  • Los profesionales de la salud que atienden adolescentes deberían estar familiarizados con el marco normativo vigente, en cuanto al interés superior del adolescente, el concepto de autonomía progresiva, la privacidad y su derecho a expresar su opinión y a ser escuchado en todos los asuntos que lo afecte. Además, es clave que estén al tanto de las guías y protocolos para la atención de situaciones complejas que pueden ser identificadas ante una situación de embarazo, como la detección del abuso sexual, el maltrato infantil y la posibilidad de recurrir a la interrupción legal del embarazo
  • Hay que promover una salud sexual libre de coerción, placentera y responsable.
  • Los pediatras deben tener en cuenta que las consultas sobre anticoncepción constituyen una demanda que requiere ser satisfecha en forma urgente. La prescripción de métodos anticonceptivos debe hacerse cada vez que sea requerida por cualquier adolescente, sin ningún otro requisito que su consentimiento y su evaluación integral en salud.
  • Cuando el embarazo ocurre en menores de 15 años siempre deberán investigarse relaciones de poder y/o abuso.
  • El seguimiento de las adolescentes embarazadas requiere de un accionar interdisciplinario. Es fundamental la articulación con otros sectores: educación, organismos de protección de derechos, ONG y la comunidad como apoyo para su desarrollo autónomo. Y comprometer al varón en las acciones destinadas a la prevención del embarazo no intencional en la adolescencia.
  • Es importante que cualquiera sea el método anticonceptivo indicado, se remarque que el uso del preservativo es lo único que previene las Enfermedades de Transmisión Sexual.

Fuente: Clarín