DestacadasJusticiaOrganizaciones Sociales

El Movimiento de Mujeres Sanjuaninas salió a bancar a la única mujer ternada para ocupar un lugar en la Corte

“La doctora Tettamanti debe ingresar a la Corte de San Juan”, expresó parte del mensaje que circula en redes sociales.

En mayo del 2018 la justicia sanjuanina fue noticia porque por primera vez una mujer sería parte de la Corte y fue así que Adriana García Nieto llegó a Tribunales para ser parte de uno de los poderes más patriarcales de San Juan.

Hace algunas semanas se definieron las ternas para cubrir los dos cargos que habían quedado vigente y solo una mujer alcanzó a ser parte de los elegidos por parte del Consejo de la Magistratura. Adriana Tettamanti, titular del juzgado Contencioso Administrativo, es la tercera vez que forma parte de una terna, y por eso desde el Movimiento de Mujeres Sanjuaninas salieron a respaldarla bajo el lema “Paridad en la Justicia” para que otra mujer llegue hasta la Corte y así se cumpla la paridad de la que tanto se viene luchando desde diferentes sectores.

Noemí Pujovich, abogada e integrante del movimiento, en dialogo con 911mujer dijo que es muy importante que otra mujer llegue hasta la Corte y por eso es que decidieron lanzar una movida a través de las redes sociales para apoyar a Adriana. La leyenda “La dra. Tettamantti debe ingresar a la Corte de San Juan” fue parte del mensaje que se comenzó a replicar en los diferentes estados y es que Adriana fue parte del grupo de juezas que impulsó la creación de la Oficina de la Mujer que fue aprobada en el 2017 y viene trabajando en materia de género desde hace tiempo.

¿Quién es Adriana Tettamanti?

La jueza es parte del 25% de mujeres con las que cuenta el Poder Judicial. Es madre de tres hijos (una mujer y dos varones).
Es firme, segura y siempre se caracterizó por estar en lugares donde predominan los hombres. Primero fue cuando ingresó con 12 años con el 100% del examen aprobado en la escuela Industrial y se recibió de Técnico Constructora. Ya cuando corrían los años de la adolescencia comenzó a sentir su pasión por la abogacía. Decidió quedarse en San Juan sola con apenas 18 años y comenzó a trabajar en estudio jurídico y estudiaba a la vez; “así gané la experiencia que necesitaba” dice convencida del camino que realizó.

Luego de pasar por algunos puestos claves en los que admite que sufrió del machismo vedado “ya que algunos jefes consideraban que los puestos claves eran solo para hombres” logró ser titular en el juzgado Administrativo y Contencioso. Hoy integra la Oficina de la Mujer y manifiesta que hubo evolución en los fallos a nivel nacional que le dan igualdad de trato a las mujeres lo cual destaca está estipulado en la Constitución Nacional y en diferentes tratados internacionales.

“Es importante que se sensibilice y se concientice sobre la temática de la violencia de género” finalizó en una entrevista en el 2018.