DestacadasJusticia

El calvario de una empleada de comercio que fue acosada durante un año por un desconocido

La historia de terror que padeció una mujer, empleada de comercio, pareciera que llegó a su final. Es que durante un año fue acosada en varias oportunidades por un desconocido que fue condenado durante la jornada del viernes.

Según expresó el parte de Flagrancia, un hombre de 50 años comenzó en marzo del 2021 a perseguir a una mujer que trabajaba en un local ubicado en el centro de Capital. El sujeto caminaba detrás de la víctima hasta que ingresaba al local.

Pero, la pesadilla no solo terminaba ahí, sino que muchas veces el hombre la esperaba hasta que terminaba su jornada laboral. Mientras la perseguía le expresaba comentarios sobre su cuerpo.

Hasta que finalmente, luego de seis meses, en septiembre del 2021 la mujer lo denunció.

Ese día, la empleada llamó al 911 y pidió ayuda. Una vez que el móvil policial llegó a la zona de calle Laprida y Mendoza, el acusado fue detenido e identificado como José Luis Marchant.

 

Si sos víctima de violencia sexual podés pedir ayuda al 911 o realizar la denuncia en CAVIG (Av. Alem y Rivadavia).

Cuando el agresor era trasladado por los agentes, miró fijo a la mujer y le dijo: “Ya vas a ver lo que te va a pasar. Sé dónde vivís”, por ese motivo la víctima se dirigió a la UFI CAVIG (Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género) y realizó una denuncia.

En esa oportunidad, sólo se le impusieron medidas de prohibición de acercamiento, Pero, tras seis meses, nuevamente José Luis Marchant volvió a acechar a la mujer que nuevamente recurrió a la justicia.

Por esa nueva presentación, se solicitó la aprehensión del sujeto y durante la jornada del viernes fue condenado a la pena de 6 meses de cumplimiento condicional por el delito de Amenazas y Desobediencia a Una Orden Judicial por ser cometido en contexto de violencia de género.

 

Otro caso de acoso sexual

 

Durante la madrugada del domingo 27 de marzo, una joven de 19 años salió de bailar y tomó un taxi al azar en avenida Libertador y Rioja, en plena Ciudad de San Juan. La chica tuvo que sentarse en el asiento del acompañante junto a Juan José Pérez (42), el taxista, ya que le dijo que las puertas traseras del móvil no funcionaban.

 

Luego de que el chofer logró engañar a la joven e hiciera que se siente en la parte de adelante comenzó con un dialogo forzado. Rápidamente pasó de hablar cualquier tema a decirle lo linda que era. Pero de un momento a otro, tocó sus piernas bajo la frase: “qué lindo tatuaje tenés”.

 

Según consta en la denuncia que realizó la joven en el Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG), el taxista también abusó sexualmente de ella ya que le tocó sus partes íntimas mientras ella le pedía por favor que frenara el auto.

 

Pero como si fuera poco, mientras la chica le recriminaba que dejara de acosarla le intentó dar un beso en la boca.

 

La joven logró bajarse en su casa y en estado de shock pudo pedir ayuda a su padre. El hombre rápidamente la acompañó a realizar la denuncia en CAVIG que tras una investigación determinaron que el remisero efectivamente pasó por Rioja y Libertador y realizó el viaje que se convirtió en una pesadilla en la vida de una joven que logró contarlo y pedir ayuda a su padre.

 

Durante la jornada de este viernes los fiscales de CAVIG a cargo de José Plaza logaron que el juez lo condene a seis meses de prisión condicional y dos años de prohibición de acercamiento.

 

En este marco, José Plaza detalló que en las cámaras del CISEM que se encuentran en la zona en donde se inició el viaje reforzaron la versión de la joven. Además, se tuvo en cuenta el testimonio del padre de la chica y la versión de una amiga que recibió el primer pedido de ayuda.

 

Luego de que se obtuvieron las imágenes del auto se determinó la patente del rodado que manejaba Juan José Pérez y posteriormente su identificación. El chofer que manoseó y abusó de la pasajera admitió ser el responsable de los actos y se acordó un juicio abreviado donde fue condenado.

 

En este sentido, Plaza explicó que más allá que la condena fue condicional y seguirá libre le quedan antecedentes penales y en caso de volver a incurrir en un delito será trasladado al Servicio Penitenciario.