Lo que pasa en el país

Cuáles son las recomendaciones de lenguaje inclusivo de la guía del Banco Central

El equipo de comunicación de la entidad elaboró un instructivo que propone variantes idiomáticas a ser utilizadas en la institución, tales como una variante en femenino, como “choferesa” o “mayordoma”, para todos los cargos del personal.

La “Guía del Banco Central de la República Argentina para una comunicación inclusiva”, aprobada ayer por el Directorio del BCRA, fue elaborada por el equipo de comunicación del BCRA para proponer “variantes inclusivas” a expresiones de uso cotidiano en la actividad financiera.

El documento está compuesto por ejemplos concretos, sugerencias y recomendaciones, ofrece opciones para nombrar colectivos y grupos, para expresar cargos y posiciones, ejemplos sobre el uso de artículos y pronombres, formas impersonales, y recomendaciones sobre el uso de imágenes, indicaron en la autoridad monetaria.

Definido como “un documento vivo y permeable a la incorporación de otras expresiones y términos”, la guía fue diseñada como un “documento de trabajo colaborativo con recomendaciones, sugerencias y buenas prácticas”, que “no busca imponer una sola manera de hacer las cosas, sino convertirse en una herramienta para reflexionar sobre la manera de comunicar y su impacto”.

“Usar lenguaje inclusivo para evitar sesgos de género, expresiones sexistas, invisibilizar géneros no binarios, la reproducción de estereotipos o situaciones de discriminación es un proceso de aprendizaje constante”, es una de las recomendaciones de la guía.

Entre otros puntos, propone una regla de inversión: “Ante una frase que nos genere dudas, es útil aplicar la regla de inversión: dar vuelta la frase, cambiar un género por otro. Esta regla es muy útil en casos de adjetivaciones para verificar que estemos dando un tratamiento igualitario a todas las identidades de género”.

Asimismo, se estableció que en la comunicación del BCRA los distintos cargos del personal y las autoridades de la entidad tengan una denominación “en femenino gramatical” en todos los casos, por lo que se incorporan palabras como capataza, choferesa, mayordoma u oficiala, entre otros.

Asimismo, la guía propone que el uso de un lenguaje “que no discrimine”, pues permitir “visibilizar todas las identidades de género es un compromiso institucional del Banco Central de la República Argentina”.

A su vez quienes hemos realizado esta publicación reconocemos la influencia del lenguaje sobre las ideas, los sentimientos, los modos de pensar y los esquemas de valoración. En este documento se ha procurado evitar el lenguaje sexista y binario. Sin embargo, a fin de facilitar la lectura no se incluyen recursos como “@” o “x”. Además, se mantuvieron las formas de escritura originales de los textos citados”, manifiesta el texto oficial.

Entre otros puntos, la guía del BCRA aconseja “evitar las imágenes de la primera página de los bancos de imágenes” porque “suelen contener las imágenes más estereotipadas”.

También subraya que se debe “visibilizar la diversidad”, debido a que “hay muchos tipos de personas”. Para esto se recomienda “usar imágenes que muestren diferencias de géneros, color de piel, estaturas, fisonomías, culturas, edades”. También “presentar personas en roles diferentes a los tradicionales, para evitar estereotipos de género”.

Asimismo, sugiere “evitar la jerarquización de imágenes, lograr un equilibrio numérico y de tamaño entre imágenes de distintas identidades de género”.

Por último, el documento del equipo de comunicación de la entidad que preside Miguel Pesce ofrece un Glosario en el que explica el significado de palabras como Heteronormatividad (construcción cultural que ubica como norma al comportamiento heterosexual estandarizado), Androcentrismo (organización del orden simbólico, sus estructuras económicas y socioculturales a partir de la idea del hombre como sujeto central y dominante) o Diversidad de género (reconoce que la preferencia y autoexpresión de muchas personas no encaja dentro de las normas de género heteronormativo y binario aceptadas comúnmente).