Destacadas

Cecilia y Victoria son pareja y decidieron acudir a la fertilización asistida para convertirse en madres

Son novias. Son madres. Son mujeres que enfrentan el desafío de la maternidad en una sociedad que aún mira y señala a las parejas gays. Pero decidieron afrontar los prejuicios que inclusive tenían ellas mismas y hoy son las mamás de Ernestina y Nicolás.

 

En el medio del caos de la semana Cecilia recibió a 911 mujer y entre juegos, monstruitos y algunas lágrimas de los bebés contó cómo comenzó una historia que recién comienza a caminar. “Cuando decidimos ser madres y acudir a la inseminación artificial nos plantemos ¿estamos preparadas para enfrentar todo lo que viene?”, comenzó explicando.  “Esto de visibilizarse es bastante nuevo, aún hay parejas que dicen que una es la madre y la otra la madrina y en nuestro caso las dos somos las mamás”, agregó mientras uno de los mellis escuchaba atentamente el relato y Victoria se encontraba  trabajando.

 

-¿Cómo fue el proceso, que pasó del deseo de ser madres al hecho de serlo?

– Estamos juntas desde hace 5 años y creo que lo primero que me dijo Victoria cuando la conocí es que quería ser madre. Ella lo deseaba profundamente y a mí era algo que no me desvelaba, pero como a lo largo de los años eran un tema que salía constantemente decidimos darle para delante.

-¿Cómo fue la decisión de que una de ustedes sería la que llevaría el embarazo?

– En un principio la idea era que Victoria llevara todo. Tanto la parte genética como el embarazo y con los análisis en la mano nos dimos cuenta que había que cambiar todo ya que los estudios salieron mal. Luego decidimos que la donante del óvulo sería yo y la madre gestante ella, pero teníamos y miedo y decidimos en un primer momento que los donantes fueran anónimos, pero tampoco resultó.

-¿Y luego de dos intentos fallidos que pasó?

-Ese momento fue una gran decepción. Así que nos tomamos un tiempo y luego de mucha charla cuando regresamos ya íbamos con la idea de poner el cuerpo las dos y acudimos al “método ropa”, que consiste en que una aporta el ovulo y se acude a semen de banco y se crea el embrión y se coloca en la madre gestante. En diciembre del 2016 fue la trasferencia que consistió en sacarme los óvulos para lo cual estuve 15 días con estimulación para generar folículos y  un día especifico  se realiza la punción viajamos a Mendoza y luego de cinco días fue la transferencia hacia Victoria y para reyes del 2017 nos enteramos que Victoria estaba embarazada.

-¿Cómo fue el proceso de la etapa del embarazo?

-El embarazo fue complicado ya que Victoria empezó con pérdidas, tenía hematomas y a las 7 semanas nos enteramos que eran dos. Victoria tuvo que hacer reposo y luego de algunas semanas todo fue más tranquilo y los primeros días de nacimientos fueron tranquilos.

-¿Y a un año y dos meses como es el tema de las miradas, las preguntas?

-Cuando eran chiquitos y salíamos preguntaban ¿Quién es la mamá?  Y ante respuestas las dos somos mamás seguían las consultas y de a poco aprendimos que no teníamos que dar explicaciones y hay gente que no entendió. Hoy nos cargamos la mochila de que tengo que dar las explicaciones por ellos, no podemos dejar librado a pensá lo que quieras y esperamos que el día de mañana no se tenga que dar explicaciones. También hay comentarios o preguntas como quien es el papá y buscan un padre en el donante y no es así, pero eso genera que todos los días exista la necesidad de hablar sobre todo con los niños que quizás por ahí no saben y no charlan en la casa y nos damos cuenta que falta mucho en materia de igualdad pero no solo con la diversidad sino también con las técnicas de reproducción.

Mirá el video: gentileza Miradas